20 de enero de 2009

PROFECìAS DE RASPUTìN. PARTE II.


“...Veo muchìsimas personas, enteras masas de gente y montañas de cadàveres. Entre ellos estaràn tantos archiduques y condes. Y su sangre enrojecerà las aguas del Neva...”

He aquì otra profecìa referida a Rusia y tambièn a toda Europa:

“Sobre San Pettesburgo caeràn las sombras, cuando su nombre habrà cambiado por otro, el Imperio habrà caido. Y cuando su nombre sea cambiado de nuevo, sobre toda Europa estarà por desatarse la ira de Dios.”

El nombre de san Pettesburgo fue cambiado por el de Lenningrado, sucesivamente por el de Stalingrado. Es evidente que esta profecìa se referìa a la Segunda Guerra Mundial.

La siguiente profecia se refiere a la llegada de las lluvias àcidas, debidas a la contaminaciòn ambiental:
“...las plantas se enfermaràn y moriràn una a una. Los bosques se convertiràn en un enorme cementerio y entre los àrboles secos vagaràn los hombres aturdidos y envenenados por causa de las lluvias venenosas.”

La clonaciòn:
“...naceràn monstruos, que no seràn ni hombres ni animales. Y muchos hombres que no seràn marcados en la carne ni en la mente, llevaràn una marca en el alma. Luego, cuando maduren los tiempos, encontraràn en la cuna al monstruo de los monstruos: el hombre sin alma.”

El tiempo en el que el ùtero serà comercializado:
“...El ùtero de la mujer serà como la tierra y los rìos, y ambos seràn estèriles. Y aùn asì esto serà una bendiciòn porque el ùtero fertil y la tierra fertil, pariràn monstruos. Un dìa desgraciado serà aquel en el cual el ùtero materno serà comercializado, como se comercia con la carne del ganado bovino. En este tiempo, el hombre, que es una criatura de Dios, se convertirà en una criatura de la ciencia.”

El cambio climàtico:

“...El alimento en este tiempo serà cada vez màs escaso, porque estarà envenenado. Los graneros estaràn llenos, las fuentes daràn agua fresca, las plantas daràn fruto; pero todo aquèl que coma de ese grano y beba de esa agua morirà. Y quien coma de esos frutos tambièn morirà. Sòlo los alimentos recogidos en la pasada generaciòn no contendràn la muerte [...] en este tiempo la angustia se casarà con el hombre y de su uniòn nacerà la desesperaciòn, una desesperaciòn como jamàs ha sido vista en la tierra. En este tiempo las estaciones tambièn se angustiaràn porque la rosa florecerà en diciembre y la nieve caerà en junio”

“...Los mares entraràn como ladrones en las ciudades, en las casas; y las tierras se convertiràn en salobres. Y la sal entrarà en las aguas y no habrà agua que no sea salada. Las tierras saladas no daràn màs su fruto y cuando lo hagan serà un fruto amargo. Por este motivo, veràn terrenos fertiles convertidos en pantanos salados. Y otras tierras se secaràn por causa del aumento del calor. El hombre se encontrarà bajo las lluvias saladas y caminarà sobre la tierra salada e irà errante entre la sequìa y los aluviones.”


Contaminaciòn de las aguas y del aire:
“... Los venenos abrazaràn la tierra como un fuego inclemente. Y en el mortal abrazo los cielos tendràn el aliento de la muerte y las fuentes no daràn màs que aguas amargas. Y muchas de estas aguas seràn màs tòxicas que la sangre podrida de una serpiente. Los hombres moriràn por causa del agua y del aire, pero se dirà que han muerto por causa del corazòn y de los riñones...”

El cambio del eje terrestre, tema recurrente en muchas profecias:

“…Pasaràn los tiempos del viento,el fuego y del agua y despuès regresarà el arcàngel pero todo habrà cambiado. En Siberia creceràn los viñedos y muchos palacios de Pettesburgo seràn embellecidos con limoneros.

La voz de la Madre Santa llegarà a la luna y màs allà, pero no asì a lo màs ìntimo del corazòn de cada Ruso... El Zar serà llevado por el viento. Y regresarà con el viento. Y ese mismo viento traerà un Zar que no serà un zar, pero que tendrà màs poder que èste. El nuevo zar pasarà con su caballo blanco y muchos ancianos lo detendràn para recordarle que donde sòlo crecìa la nieve, ahora germina el olivo ... y en las tierras del olivo crecerà la nieve, porque todo en ese tiempo serà conmovido. Y las montañas estaràn donde primero estaban los mares , y los mares estaràn donde primero estaban las montañas.”


PROFECIAS DE RASPUTIN.


LAS PROFECIAS DE RASPUTìN.


Grígori Efímovich o Yefímovich Novikh Rasputín (mejor conocido como El Monje Loco) fue un Monje, aventurero y cortesano ruso. De origen campesino y sin ninguna formación, Rasputín adquiririó pronto gran popularidad por su vida licenciosa.
A los diecinueve años se casó con Proskovia Fiódorovna, de la que tuvo cuatro hijos, aunque tras un corto período de tiempo abandonó a su familia para viajar por Grecia y Jerusalén. Durante esta peregrinación Rasputín vivió de las donaciones de los campesinos que encontraba a su paso; se le consideraba un místico y se le atribuía el poder de curar enfermedades y predecir el futuro.



A su llegada a San Petersburgo, en 1903, Rasputín fue recibido como un hombre santo y en 1908 fue presentado a la esposa del Zar, Alejandra Fiódorovna, quien ya había oído hablar de sus supuestos poderes curativos. La zarina pensó que podría curar a su hijo Alexis Nikolaiévich, el heredero del trono ruso, que padecía hemofilia. Se especula con la posibilidad de que consiguiera aliviar su dolencia mediante hipnosis; en cualquier caso, la mejoría del heredero le granjeó la confianza de la zarina y también la de Nicolás II, fuertemente influido por la zarina. (Bigrafias y Vidas.com).


Se cuenta que el poder de ver el futuro que poseìa Rasputìn se desarrollò despuès de que sufrìera un grave accidente durante el cual cayò al cauce de un caudaloso rìo; accidente del cual resultò ileso. No asì su hermano, que habiendo caido junto con èl, falleciò ahogado.


Durante el estallido de la primera guerra mundial Rasputìn desempeñò un papel muy importante. Primero se convence de que Rusia debe participar en el conflicto pero luego (viendo las consecuencias de una guerra que se suponìa debìa ser corta y al final se revelò como una larga masacre) trata de interceder ante la Zarina para hacerle ver la conveniencia de retirar a su patria de tan absurdo conflicto; razòn por la cual sus ideas pacifistas lo hacen ver ante de los intelectuales y miembros de la corte como un traidor a Rusia y colaborador de los Alemanes.


Es con motivo de estos sucesos que Rasputìn, habiendo sellado su propio destino, hace la siguiente profecìa:


"Si tus parientes fuesen los responsables de mi propia muerte, puedo decirte que entonces ningùn miembro de tu familia, ni siquiera ninguno de tus hijos vivirà por màs de dos años. Seràn asesinados por los Rusos." Estas palabras las refiere a la Zarina misma.



Rasputìn fue asesinado la noche del 16 de diciembre de 1916 en una conjura conformada por miembros de la màs alta aristocracia moscovita. El atractivo, pero afeminado prìncipe Felix Jusupov lo atrae hasta su apartamento (Rasputin, conocido conquistador que no se resistìa al encanto de las mujeres, fue allì bajo engaño, con la excusa de un encuentro con la mujer del propio prìncipe, considerada una de las damas màs bellas de san Pettesburgo). Y al final, despuès de un fallido tentativo de envenenarlo, viene acuchillado; y su cuerpo lanzado a las aguas del Rìo Neva.


Sus predicciones con respecto al final del Imperio Ruso se vieron realizadas en un lapso corto. Y tambièn aquellas referentes a los años sucesivos (y a nuestro periodo actual) parecen estarse realizando...